Mié. Feb 1st, 2023

Ciudad de México. Representantes de la industria minera señalaron ser un importante aliado del gobierno federal para la reactivación económica del país; sin embargo, lamentaron que el diálogo con las autoridades no ha tenido los resultados deseados.

Al inaugurar la XXXIV Convención Internacional de Minería, Sergio Almazán, presidente de la Asociación de Ingenieros de Minas, Metalurgistas y Geólogos de México (AIMMGM), resalto acciones del gobierno que han afectado al sector.

Ejemplificó lo anterior al decir que la desaparición de la Subsecretaria de Minas, el no otorgamiento de concesiones, la disolución del Fondo Minero y la posibilidad de dejar reservados para el Estado el litio y otros metales esenciales para la transición energética.

«Los técnicos y profesionistas vinculados a la minería nos hemos esforzado por posicionar a nuestra industria como un aliado estratégico del gobierno federal para la reactivación económica de México. Los resultados no han sido los deseados», explicó.

Por su parte, Jaime Gutiérrez, presidente de la Cámara Minera de México (Camimex), ha sido un brazo de apoyo para los gobiernos federales y locales frente a los efectos de la pandemia.

Por ello, hizo «un llamado respetuoso» al gobierno, dado que dicho impulso sólo puede darse con políticas públicas que se apeguen al respeto al estado de derecho.

«Es indispensable fortalecer la competitividad del sector porque somos el mejor aliado del gobierno federal», apuntó.

Más temprano, la Camimex advirtió que la aprobación sin modificaciones de la iniciativa de reforma constitucional al sector eléctrico presentada por el gobierno federal afectará gravemente a la industria minera y a la población en general.

Explicó que la restricción sobre el uso de cualquier mineral considerado como “esencial para la transición energética” es un factor de incertidumbre para los inversionistas que pretendan desarrollar proyectos mineros en el país.