Mié. Ago 17th, 2022

China cerró el destino turístico de playa de Sanya después de que la cantidad de casos de COVID-19 aumentara a más de 200 este viernes desde solo 11 dos días antes.

Sanya entrará en una “ordenada gestión para toda la ciudad” el próximo sábado, anunció el gobierno local en un comunicado. “Gestión silenciosa” es un término comúnmente utilizado por las autoridades cuando se refieren a los cierres.

Se restringirá el movimiento de personas, excepto para aquellas que brinden servicios esenciales para garantizar las operaciones básicas para el público o para las personas que se necesitan en el trabajo relacionado con COVID u otras emergencias, según el anuncio. Todo el transporte público será suspendido hasta nuevo aviso.

La ciudad en la provincia sureña de Hainan, a menudo llamada la ‘Hawái de China’, agregó 257 nuevos casos el viernes, según dos anuncios del gobierno de Sanya.

Unos 80 mil turistas están varados en Sanya, que es uno de los destinos de vacaciones de verano más populares de China, comentó el vicealcalde Shigang en una entrevista con la emisora estatal este viernes por la noche.

A principios de esta semana, las autoridades bloquearon parcialmente la ciudad cerrando lugares cerrados y prohibiendo a las personas salir de sus hogares en áreas de alto riesgo.

La tensión por Taiwán

China continuó este viernes sus ejercicios militares más provocativos en décadas e interrumpió las conversaciones sobre defensa con Estados Unidos, a medida que las relaciones entre las mayores economías del mundo se deterioran tras el viaje de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, a Taiwán.

Un día después de que disparó misiles, China envió buques de guerra a través de la línea media del Estrecho de Taiwán en la primera incursión de este tipo en años.

El Ejército Popular de Liberación también envió aviones de combate a través de la frontera definida por EU, apuntó el Ministerio de Defensa de Taiwán, marcando el tercer día consecutivo de tales vuelos desde la visita de Pelosi.