Dom. Feb 5th, 2023

‘Sonriente y despreocupado’, así fue la última imagen de Édgar Valdez Villarreal, alias La Barbie, exlugarteniente del cártel de los Beltrán Leyva, detenido en 2010 cerca de la Ciudad de México.

Su captura no tenía ‘olor’ a victoria pero sí a venganza. Venganza del clan de los Beltrán Leyva quienes aseguraron que su hermano Arturo murió en 2009 en un enfrentamiento con la Marina, tras ser entregado por La Barbie.

Édgar Valdez inició sus andanzas dentro del mundo de las drogas bajo el mando de un capo del Cártel del Golfo, quien tiempo después fue asesinado por Los Zetas.

La situación llevó a La Barbie a andar a salto de mata hasta que fue reclutado por Arturo Beltrán Leyva, El Barbas, para luchar contra el sanguinario cártel de Los Zetas.

La carrera criminal de Valdez siguió en ascenso hasta convertirse en lugarteniente de los Beltrán Leyva en la zona de Guerrero. Pero cuando Villarreal alcanzó todo el poder, elementos de las Fuerzas especiales de la Armada de México asesinaron a Arturo Beltrán, el 16 de diciembre de 2009, quedando la Barbie desprotegido.

Colaboradores cercanos a los Beltrán Leyva como Sergio Villarreal Barragán, El Grande, primer testigo del juicio contra Genaro García Luna, aseguran que cuando Arturo se enfrentaba con la Marina, llamó a La Barbie para que enviara a todos sus sicarios para que lo rescataran; sin embargo, Villarreal ignoró a su jefe y le dijo que lo mejor era que se rindiera.

El hecho despertó la rabia de los hermanos, quienes según El Grande, entregaron al narco de ojos azules y cabello rubio.