Dom. Feb 5th, 2023

Sergio Villarreal Barragán, alias “El Grande”, aseguró en la audiencia del juicio contra Genaro García Luna, que tanto el exsecretario de Seguridad Pública como su colaborador más cercano, Luis Cárdenas Palomino, evitaron que Édgar Valdez Villarreal, “La Barbie”, fuera arrestado en su boda.

A través de Palomino, le filtraba información a la Agencia Antidrogas estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés) a García Luna, por lo que informaron a Valdez Villarreal, sobre un operativo que se realizaría en Acapulco, donde se celebraría la boda del narcotraficante.

“Se hizo la fiesta pero ninguno fue, ni siquiera Barbie. El gobierno allanó pero no encontraron nada”, dijo ‘El Grande’ este martes 24 de enero.

Además, “El Grande” dio indicios de que “La Barbie” podría ser el próximo narcotráficante en declarar contra Genaro García Luna.

¿Quién es ‘La Barbie’?

Édgar Valdez nació en Laredo, Texas, en la frontera mexicana. Su padre era propietario de un bar y un club nocturno, y vivía en una subdivisión de clase media poblada por agentes la de patrulla fronteriza, policías y bomberos.

Como adolescente, se convirtió en distribuidor de drogas callejero, mientras era linebacker en el equipo de futbol en la secundaria Laredo United, y luego subió de nivel para convertirse en miembro del Cártel de los Beltrán Leyva, durante una época en que los líderes de la pandilla eran asociados con Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán y el Cártel de Sinaloa.

Llevaba una vida de abundancia, en la que usaba trajes elegantes y era propietario de casas en las partes más caras de la Ciudad de México. Pero su vida lujosa se vio amenazada cuando la Marina mató a su líder, Arturo Beltrán Leyva, durante un enfrentamiento con armas de fuego en Cuernavaca, en diciembre de 2009.

Valdez y el hermano de Beltrán Leyva, Héctor, iniciaron una batalla sangrienta para tomar el control, en la que se dejaron cuerpos desmembrados y decapitados en las calles, con frecuencia colgados de puentes en Cuernavaca y Acapulco, junto con mensajes amenazantes.

La Policía Federal mexicana entrenada en Estados Unidos arrestó a Valdez y a cuatro más en una casa vacacional en las afueras de la Ciudad de México en agosto de 2010. En ese momento, el entonces presidente de México Felipe Calderón calificó a Valdez de “uno de los criminales más buscados en México y en el extranjero”.

En 2018, un juez de Atlanta sentenció a “La Barbie” a 49 años de cárcel y una multa por 192 millones de dólares.