Sáb. Feb 4th, 2023

Los precios del petróleo se mantuvieron cerca de sus máximos precios en varios años este martes, impulsados por una oferta que no alcanza para satisfacer una demanda robusta.

El contrato de referencia en Europa, el Brent del Mar del Norte, retrocedió 23 centavos, no obstante, cerró por encima de 80 dólares, en 83.42 dólares el barril. En tanto, el referencial estadunidense West Texas Intermediate (WTI) subió 12 centavos a 80.64 dólares.

Petróles Mexicanos (Pemex) informó que la cotización del martes la publicará mañana miércoles 13 de octubre.

El lunes los precios marcaron el mayor nivel desde octubre de 2018.

Ambos contratos han subido más de 15 por ciento desde principios de septiembre, tendencia que también ha seguido el petróleo mexicano, que el lunes cerró en 76.27 dólares el barril.

Los precios siguen con tendencia alcista a pesar de un fortalecimiento del dólar, situación que habitualmente presiona a la baja el barril.

Un mercado de acciones volátil también contribuyó a una jornada con vaivenes en el mercado del crudo, destacó Matt Smith, responsable de análisis petrolero para el proveedor de datos especializado en materias primas Kpler.

La oferta de crudo sigue limitada por la Organización de Países Exportadores de Petróleo y un grupo de aliados (Opep+) y una corrida hacia el petróleo de las compras de gas, un producto que se ha encarecido en los meses recientes.

“Los temores a una penuria de energía mantuvieron intacto el potencial alcista” del petróleo, “y las preocupaciones por una moderación del crecimiento se hacen a un lado”, sostuvo Stephen Brennock, de PVM.

Las autoridades de distintos lugares del mundo buscaron este martes llenar un enorme vacío de suministros, lo que sacudió los mercados de valores y bonos por las preocupaciones de que los crecientes costos de la energía avivarán la inflación.

Los precios de la energía han subido a máximos históricos en las últimas semanas, impulsados por la escasez en Asia y Europa, y se espera que una crisis energética en China dure hasta fin de año, frenando el crecimiento en la segunda economía más grande del mundo y el principal exportador.

“La gente está empezando a darse cuenta del riesgo de que precios más altos de la energía podrían descarrilar el crecimiento”, dijo Phil Flynn, analista de Price Futures Group en Chicago.

Las persistentes interrupciones de la cadena de suministro y las presiones inflacionarias están frenando la recuperación económica mundial, dijo el Fondo Monetario Internacional (FMI) al recortar las perspectivas de crecimiento para Estados Unidos y otras potencias industriales.

En su perspectiva de la economía mundial, el FMI recortó su pronóstico de crecimiento global para 2021 de 6.0 por ciento que hizo en julio a 5.9 por ciento en su pronóstico más reciente.

Los precios de la energía podrían mantenerse altos en los próximos meses, pero comenzarán a bajar a principios de 2022, estimó Gita Gopinath, economista jefe del FMI, en una entrevista con la AFP.

Si bien los precios de la energía “estarán elevados” durante los próximos meses “esperamos que vuelvan a bajar para fines del primer trimestre del próximo año y en el segundo trimestre”, calculó. “Una vez que pasemos los meses de invierno (boreal), estaremos mejor”, dijo Gopinath.