Jue. Jul 7th, 2022

De las cosas que la gente con casas que huelen bien nunca hacen, te traemos: lo que la gente con baños limpos 24/7 jamás hacen. ¿Mantener el baño limpio puede ser así de sencillo?

Cómo mantener el baño limpio y perfumado

Además de lograr que tu baño huela siempre delicioso con un aromatizante de limón casero, te decimos qué otras cosas puedes hacer para tener esta parte de tu casa limpia, ordenada y perfumada.

No te vayas sin leer sobre el bicarbonato de sodio y otros remedios caseros para eliminar el moho de tu baño.

1) Jamás dejan las toallas de baño usadas en el piso

Terminas de bañarte o de la lavarte las manos y… la toalla de baño se queda lejos del colgador al que pertenece. ¡No más! Error número uno y posiblemente de los más comunes: dejar la toalla usada tirada. No solo hará que la propia toalla se ensucie de más, sino que hace que el baño se vea totalmente desordenado.

2) Tampoco dejan la pasta de dientes sobrante en el lavabo

Está perfecto que te laves los dientes al menos tres veces al día, pero no está muy bien dejar el lavabo «decorado» con la pasta de dientes sobrante. Si ocasionalmente la pasta de dientes tapa el lavabo puedes:

Poner agua hirviendo para debilitar la pasta. Toma una taza de bicarbonato de sodio y dos tazas de medio vinagre con agua. Deja que se asiente todo en el lavabo por 10 minutos y vuelve a verter agua hirviendo.

@buildmat @traumhaus_cr

3) Evitan que haya papel higiénico tirado alrededor del baño

Como bien dicen las mamás… la basura no llega sola a su lugar. La gente con baños limpios prestan atención hasta al más pequeño pedazo de papel que esté fuera del bote de basura.

4) No se olvidan de limpiar la cortina de baño

Eso sí, es de las tareas de limpieza que más tiempo del necesario pueden llevar. Las cortinas de baño, las argollas y el cortinero deben limpiarse al menos cuatro veces al año, así evitarás que se forme moho y crezcan bacterias.

5) Tampoco olvidan ventilar el baño después de usarlo

Todos sabemos cómo es el olor a encerrado, y el baño es de los cuartos de la casa más suceptibles a padecerlo —y a tener mucha humedad. La gente con baños limpios y perfumados ventilan el área después de usarlo —esto implica abrir ventanas, prender el ventilador o incluso lo mantienen oliendo rico con estos ingredientes caseros.

6) Siempre usan los tapetes de baño

A nadie le gusta encontrarse con el piso del baño mojado, así que para evitarlo la gente con baños limpios usa los debidos tapetes de baño. Los hay desde decorativos hasta los que abrosben el agua en su totalidad en cuanto terminas de bañarte.

7) No dejan productos de baño fuera de su lugar

El baño es de los cuartos de la casa donde vale la pena invertir en cajoneras, cajones, canastas y demás contenedores que te ayuden a guardar cada cosa en su lugar. Además consideremos que aquí guardas productos íntimos, ¿por qué deberían estar a la vista de todos?

@traumhaus_cr

8) Descalcifican la cabeza de la ducha (alcachofa)

Sí, por si no lo sabías, la cabeza de la ducha se llama alcachofa. Pero ese no es el punto: la gente con baños limpios la descalcifican para que esté libre de bacterias, mismas que se acumulan con más frecuencia de la que crees.

Para descalcificarla, pon vinagre blanco en una bolsa de plástico para sumergir la cabeza de la ducha. Ata la bolsa y deja remojando en la noche. Quítala al día siguiente y deja que corra el agua para enjuagar.

9) Jamás dejan que se ensucien las toallas para manos

Así como no te secarías el cuerpo con una toalla de baño sucia, no lo harías con una toalla para manos sucia. No solo se verán poco agradables colgadas, sino que cargarán una buena dosis de bacterias. La forma más sencilla es lavarlas en la lavadora —idealmente cada cuatro días—.

10) No dejan sucio el espejo del baño

Son los pequeños detalles lo que hacen a un baño limpio, y la gente que los mantiene luciendo impecables se aseguran de no dejar el espejo del baño con manchas. Sí, es muy tedioso hacerlo, pero puedes usar estos métodos:

Usa una parte de vinagre blanco con cuatro de agua en un atomizador, y échalo sobre una tela para limpiar. Pásalo sobre el espejo de lado a lado (nunca en círculos). Repite con otro trapo seco y listo.