Dom. Feb 5th, 2023

Cuando nos llegue la duda de qué tanto la contaminación está afectado al medio ambiente que nos rodea, tengamos en mente esta historia. El pasado sábado 16 de octubre oficiales de Parques y Vida Silvestre del estado de Colorado, en Estados Unidos, liberaron a un alce que vivió con una llanta en su cuello por dos años.

Resulta que este alce ya había sido visto desde años atrás pero nunca se dejó capturar. Afortunadamente el sábado pasado alguien lo vio con una manada y llamó a las autoridades, quienes acudieron de inmediato y lograron quitarle la llanta tras dispararle un tranquilizante.

alce-llanta

Foto: Colorado Parks Wildlife

El rescate del alce

Desafortunadamente para liberar al alce tuvieron que cortarle las astas. De acuerdo con el oficial silvestre Dawson Swanson, hubieran preferido cortar el neumático pero fue imposible cortar el acero que traía y de no hacerlo rápido, habrían lastimado al alce.

Después de dos años con la llanta, afortunadamente el animal aún tenía espacio para respirar y moverse pero sí había una pequeña herida abierta que le provocó la fricción con el material. La herida, del tamaño de una moneda pequeña, no se veía infectada ni en riesgo de hacerse más grande por lo que solo procedieron a limpiarla.

alce-liberan-llanta

Foto: Colorado Parks Wildlife

Por varios aspectos, como la condición física del alce, los efectos del tranquilizante no fueron totales como se esperaba por lo que las maniobras para liberarlo se complicaron y requirieron de la ayuda de los vecinos. Estiman que el alce perdió alrededor de 15 kilos cuando le quitaron la llanta.

El especialista en vida salvaje afirmó que el neumático estaba lleno de agujas de pino, tierra y suciedad que lo llenaron por lo que pesaba muchísimo más. La primera vez que lo reportaron fue en julio de 2019, en ese entonces era mucho más joven y sus astas pequeñas por lo que pudo meter la cabeza sin problema en la llanta.

La entrada Liberan a un alce que vivió con una llanta en su cuello por dos años se publicó primero en Sopitas.com.