Mié. Ago 17th, 2022

Fuente: noticiasdenogales.com 

Nogales, Sonora.- El conductor que provocó un trágico accidente en el camino a Mascareñas el sábado 25 de Junio, cuando manejaba un carro de la empresa Cremería del Yaqui, quedó a vinculado a proceso por cargos de homicidio y lesiones por culpa, en un audiencia llevada a cabo la tarde de este martes 05 de julio.

El imputado, Carlos Alberto, de 33 años, se presentó acompañado de un abogado particular, se le informó que estaba acusado de homicidio culposo en número de 2; lesiones por culpa que tardan más de 15 días en sanar y lesiones por culpa que ponen en peligro la vida.

También estaba un familiar de las personas fallecidas, acompañado de un abogado particular, además estaba el Agente del Ministerio Público a cargo del caso.

Al iniciar la audiencia, minutos después de medio día, se mencionó que las partes no habían llegado a un acuerdo a través de la medicación.

El Ministerio Público exhibió datos de prueba para solicitar la vinculación a proceso, expuso el resultado de las necropsias y las lesiones que tenían los sobrevivientes del accidente.

Durante la audiencia, se determinó que el accidente se debió a una maniobra incorrecta y sin precaución.

Se mencionó que el conductor no traía licencia y el Juez resolvió vincular a proceso a Carlos Alberto por los delitos mencionados y habló de las sanciones de dichos delitos, además de la prisión, que se le puede quitar la licencia en definitiva.

La defensa del acusado solicitó la reparación de daño, gastos funerarios, una prótesis del ojo para el niño la cual se puede hacer en otro Estado, incluidos viáticos, más los gastos que se han generado por las personas lesionadas. También se hizo referencia a una disculpa pública.

El abogado de la familia se opuso a un plan reparatorio en ese momento ya que los gastos funerarios eran más de lo que ofreció el abogado del chófer y consideró prematuro hablar de los lesionados ya que siguen hospitalizados. El Ministerio Público manifestó que no se dan las condiciones para un acuerdo.

El Ministerio Público pidió que el imputado (chófer) quedara en prisión preventiva y después de escuchar a las dos partes, el Juez expuso que no se justifica la medida cautelar (prisión) que pide la fiscalía, no veía peligro de sustracción, el hecho de radicar en la frontera no implica querer salir del país, hay datos de prueba que probablemente es responsable; antes de una sentencia puede haber un acuerdo reparatorio y también mencionó que el chófer acudió solo a la audiencia. Además, mencionó que la prisión preventiva es la más agravosa. Luego pidió al Ministerio Público que propusiera otra medida.

Ante ello, el Ministerio Público pidió una presentación periódica del imputado, garantía económica y no salir de la ciudad, luego preguntó si el chófer tenía visa láser, a lo que le respondió que no.

El Juez impuso las medidas de que se debe presentar cada 15 días ante la autoridad, se fijó una garantía que debe pagar dentro de 10 días y tiene prohibido salir del Estado sin autorización. Se fijaron dos meses para la investigación complementaria y dejó el claro el juez que ambas partes pueden solicitar más tiempo si así lo requieren.

La defensa del imputado pidió que se les haga saber cuánto se debe pagar de los gastos porque la empresa los va a cubrir.

Cabe mencionar que el Juez explicó a las partes que el imputado puede seguir el proceso en libertad, al ser un derecho que tiene y la ley lo permite.